¿Cómo puede ser legal el bloqueo israelí a Gaza?

En un análisis del Informe del Panel de Investigación sobre los incidentes de la Flotilla del 31 de mayo de 2010 (Informe Palmer), difundido este mes, un grupo de expertos independientes de Naciones Unidas* criticó la conclusión que sostiene de que el bloqueo naval israelí a la Franja de Gaza es legal.

“Cuando se pronuncia sobre la legalidad del bloqueo naval, el Informe Palmer no reconoce este bloqueo naval como parte de la política de bloqueo israelí a Gaza, que ha causado un desproporcionado impacto en los derechos humanos de las personas civiles”, señalan los expertos.

“Como resultado de más de cuatro años de bloqueo israelí, 1,6 millones de mujeres, hombres y niños palestinos están privados de sus derechos humanos fundamentales y sometidos a un castigo colectivo, en flagrante violación de los derechos humanos internacionales y de las leyes humanitarias”, afirman. “El cerco israelí a Gaza conlleva un coste humano que daña de forma desproporcionada a las personas civiles palestinas”.

Para los expertos de Naciones Unidas, “se deben dar para defender la dignidad y el bienestar básico de la población civil de Gaza, de la cual más de la mitad son niños y niñas”. Los expertos continúan: “El bloqueo israelí a Gaza debe finalizar inmediatamente y la población debe ser protegida de acuerdo con la ley internacional”.

Bajo la legislación sobre derechos humanos y las leyes internacionales humanitarias, la población de Gaza, aunque viva bajo ocupación, tienen el derecho a unos niveles de vida adecuados y a que estos puedan mejorar de forma continua. Este derecho incluye el acceso a comida adecuada con las garantías sanitarias requeridas, agua accesible, así como servicios sanitarios apropiados. La gente de Gaza también tienen el derecho a los más altos niveles de servicios de salud física y mental, pero durante muchos años todo esto ha decaído y los niveles de subsistencia están bajo mínimos.

Alimentación

“Al menos dos terceras partes de los hogares de Gaza padecen inseguridad alimentaria y las pruebas demuestran que el tan mencionado ‘alivio’ del bloqueo no ha llevado a mejoras en este apartado”, observa Olivier de Schutter, relator especial para el Derecho a la Alimentación. “La gente se ve obligada a hacer sacrificios inaceptables, a menudo teniendo que elegir entre comida, medicina o agua para sus familias”.

Aproximadamente el 35 por ciento de la tierra cultivable de Gaza y el 85 por ciento de sus aguas de pesca son total o parcialmente inaccesible debido a las medidas militares israelíes. El relator especial instó a Israel “a levantar inmediatamente las restricciones de acceso a la tierra y el mar para reconstruir y hacer prosperar la agricultura y la pesca, reduciendo la dependencia de la ayuda internacional y permitiendo que se incremente la producción local de alimentos”.

Agua

El 90-95 por ciento del agua de Gaza está contaminada y no es apta para el consumo humano. Cada día se vierten al medio ambiente grandes cantidades de aguas residuales no tratadas. “Esta situación es una grave amenaza para la salud y la dignidad de la gente que vive en Gaza y se deben tomar medidas de forma inmediata para que se pueda disfrutar de los derechos al agua y a la sanidad. Israel debe permitir la entrada de los materiales necesarios para reconstruir los sistemas hídricos y sanitarios de Gaza y se trata de un asunto prioritario; en caso contrario, la catástrofe sanitaria continuará”, declaró la relatora especial para el derecho humano al agua y a la sanidad, Catarina de Albuquerque.

“Se necesitan dar pasos de forma urgente para proteger el acuífero costero, la única fuente de agua fresca de Gaza, de su creciente deterioro. La contaminación del acuífero a causa de los vertidos, la sobre-explotación y el aumento de la salinidad es tan grave que puede llevar años corregir los daños causados a esta vital fuente de agua”, añadió De Albuquerque.

Salud

El bloqueo ha dificultado gravemente la capacidad del sistema de salud de Gaza de funcionar de forma adecuada, impidiendo la mejora de sus infraestructuras, obstaculizando la entrada de equipo médico así como su mantenimiento y obstaculizando el suministro de medicinas esenciales y también material desechable.

“El flagrante vacío de servicios médicos claves ha creado la necesidad de trasladar pacientes en graves condiciones a hospitales fuera de Gaza para tratamientos especializados con el fin de salvar sus vidas”, informó el relator especial para el ejercicio del derecho a la salud física y mental, Anand Grover. A pesar de un ligero incremento en la segunda mitad de 2010 en el índice de pacientes autorizados a tratamientos fuera de Gaza, una de cada cinco personas pierde sus citas médicas porque los permisos de salida son denegados o retrasados. “Estos pacientes han de tener garantizado el acceso a la salud, a bienes y a servicios”, afirmó Grover, quien declaró también que la obligación del Gobierno de Israel de respetar el derecho a la salud significa que no debe negar ni limitar el acceso a los servicios sanitarios.

Pobreza

Según la relatora especial sobre pobreza extrema y derechos humanos, Magdalena Sepúlveda, el bloqueo israelí es la primera causa de pobreza y privación de la gente de Gaza”. “Con el objetivo de que el pueblo de Gaza tenga acceso a las oportunidades económicas necesarias para salir de la pobreza”, afirmó Sepúlveda, “todos los puntos de entrada a la Franja deben ser abiertos para facilitar la libertad de movimientos de personas, la entrada sin dificultades de inversiones y de material industrial y agrícola y la exportación de productos de Gaza”.

La relatora especial hizo énfasis en que “hay una necesidad urgente de asegurar que lleguen a la gente de Gaza cantidades suficientes de medicinas, combustible, material para reparar las infraestructuras dañadas, así como cementos, arena y otros materiales de construcción”.

Derecho Internacional

Israel, como miembro de muchas convenciones internacionales de derechos humanos, tiene la responsabilidad reasumir sus obligaciones sobre la salvaguarda de los derechos humanos en los Territorios Ocupados Palestinos. La Corte Internacional de Justicia, los organismos y procedimientos especiales de derechos humanos de Naciones Unidas y los sucesivos altos comisionados para los derechos humanos han confirmado que las leyes internacionales relativas a derechos humanos y la ley humanitaria internacional son de aplicación en Cisjordania y en la Franja de Gaza.

Richard Falk, relator especial de la situación de los derechos humanos en los Territorios Ocupados Palestinos señaló: “El Informe Palmer tenía como objetivo la reconciliación política entre Israel y Turquía. Es muy desafortunado que en el informe lo político prime sobre la ley”. Falk continúa señalando que “la acción más cuestionable del Panel Palmer fue separar el bloqueo naval del resto del bloqueo a Gaza y reducirlo a una cuestión de ayuda humanitaria, incluida ayuda para operaciones médicas y ayuda sanitaria. El incidente de la Flotilla estaba relacionado con el intento de romper este aspecto de la política israelí y los organizadores no pusieron ninguna objeción a las inspecciones para impedir la entrada de armas a Gaza”.

El bloqueo a Gaza es una violación del derecho internacional, concluyen los expertos, recordando que a esta conclusión ha llegado el informe de septiembre de 2010 de la Misión Internacional de Investigación sobre el incidente de la Flotilla del 31 de mayo de 2010 encargado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. “Es inaceptable que no se respeten los derechos humanos de la población de Gaza a causa de las posturas de sus líderes políticos”, afirmaron los expertos. “No se está castigando al Gobierno de Hamás, sino a la gente de a pie”.

(*) Relator especial para el derecho a la alimentación, Olivier De Schutter; relator especial para el derecho a disfrutar de los más altos niveles de atención física y psicológica, Anand Grover; relatora especial para el derecho a agua potable y a medidas sanitarias, Catarina de Albuquerque; relatora especial de la extrema pobreza y derechos humanos, María Magdalena Sepúlveda Carmona, relator especial de la situación de los derechos humanos en los Territorios Palestinos ocupados en 1967, Richard Falk.

Otros informes:
OHCHR – Territorios Ocupados Palestinos
OHCHR – Israel