Adhesión de Rumbo a Gaza a las reclamaciones de las presas y presos palestinos en huelga de hambre indefinida

Bilal Diab y Tha’er Halahleh son dos de los más de 1.500 presos y presas que se encuentran en huelga de hambre en protesta por el sistema penitenciario israelí contra la población palestina, contra la vulneración de derechos humanos y legalidad internacional referente al tratamiento a la población reclusa y por el régimen de detenciones administrativas. Tras más de 70 días sin ingerir alimentos este es su estado a día 7 de mayo:


Como ellos, muchos otros se encuentran al borde de la muerte frente a una comunidad internacional que está cerrando sus ojos ante esta tragedia que está llevando a unos seres humanos a dar su vida para reclamar que se respeten los derechos humanos.

Lee el siguiente manifiesto y llévalo a tus políticos locales y nacionales para que se adhieran al escrito y lo remitan a apoyopresospalestinos@gmail.com.

“Los datos oficiales muestran que más de 1.500 prisioneros palestinos han iniciado una huelga de hambre en protesta por las condiciones en que viven y contra el uso de las detenciones administrativas por parte de Israel. La mayoría de estos presos empezaron la protesta el 17 de Abril, pero algunos llevan sin ingerir alimentos desde antes. Dos presos, Bilal Diab y Tha’er Halahlah están en situación crítica, tras llevar más de 70 días sin comer.

La Asociación de Apoyo a los Derechos Humanos de los Prisioneros Addameer ha declarado que el 20% de la población total palestina en los Territorios Ocupados Palestinos (y alrededor del 40% de la población masculina, que suponen más de 700.000 personas) ha sido arrestada por las autoridades israelíes al menos una vez. Actualmente hay 4.500 prisioneros palestinos en cárceles israelíes y alrededor de 300 de ellos bajo arresto administrativo. El arresto administrativo es una práctica militar que permite detener a individuos sin ninguna razón demostrada, sin juicio y sin pruebas contra ellos.

Las condiciones impuestas a los prisioneros y detenidos son deplorables. Es común que los prisioneros estén en régimen de aislamiento y que no se permitan visitas de sus familias. Estos prisioneros aislados están en celdas de dos metros cuadrados, con un colchón y una manta. Solo se les permite una hora de sol y aire libre al día, tiempo en el que se les mantiene esposados de pies y manos. Uno de los casos de más renombre es el de Abdullah Barghouti, que ha pasado nueve años en régimen de aislamiento.

Teniendo en cuenta estos factores, las personas abajo firmantes pedimos una respuesta inmediata a estas protestas palestinas no-violentas. La situación actual de la población palestina en las cárceles israelíes es inaceptable. Hacemos una llamada al gobierno de Israel y a los actores internacionales para que reconozcan las siguientes demandas:

1) Que se respete el Derecho Internacional y sus provisiones en relación al arresto administrativo.

2) Que Israel mejore las condiciones de presas  y presos, en concordancia con los Convenios de Ginebra.

3) Que Israel termine con su política de aislamiento de presos.

4) Que se permitan las visitas de los familiares.

Firmado:”