La Franja de Gaza

Más de 60 años de limpieza étnica y ocupación

La Franja de Gaza es un territorio de 360 km², donde viven actualmente 1,8 millones de seres humanos. Gaza acogió gran parte de la población refugiada palestina expulsada de sus tierras desde mayo de 1948. Más de dos tercios de la población actual de Gaza es población refugiada. Hoy es uno de las zonas del mundo con más densidad de población (casi 5.000 personas por km²).

CPSGaza Mapa Web2

Tras la ocupación militar en junio de 1967, la Franja de Gaza ha quedado ahogada completamente por las restricciones impuestas por el gobierno israelí con del apoyo de la comunidad internacional. El régimen israelí implanta un modelo neocolonial mediante el que podía adquirir mano de obra a bajo coste y comercializar bienes de consumo tanto en Gaza como en Cisjordania sin realizar ningún tipo de inversión, ni creación de infraestructuras que permitiesen una mejora de las condiciones de vida de la población palestina. En 1971, el 50% de los trabajadores de Gaza tenían que cruzar diariamente los controles militares de Israel, superar el llamado “mercado de esclavos” para poder trabajar una jornada en Israel sin ningún tipo de seguridad o derecho laboral, a sueldos miserables. Las políticas represivas, las dificultades de trabajar y la fuerte densidad demográfica continuaron siendo factores determinantes en el futuro de Gaza.

Entre 1967 y 2005, los colonos judíos robaron gran parte de la tierra y el agua de la población local. Al mismo tiempo Israel empezó a aislar el territorio de Gaza y construye a mediados de los noventa un muro de alambre electrificado y torres de vigilancia que convierten Gaza en un campo de prisioneros.

En 2005, para aumentar el aislamiento y deshumanización de la Franja de Gaza, el gobierno israelí retira a los colonos y colonas destruyendo a su vez las infraestructuras, talando árboles y destruyendo tierra cultivable.

Gaza desde entonces se ha convertido en la mayor prisión al aire libre del mundo. Un muro impide a su población circular libremente por tierra a otras áreas geográficas y tienen prohibido el paso al resto de Palestina. La aviación y carros de combate israelíes destruyeron el aeropuerto de Gaza -financiado en su mayor parte con fondos del Estado español- aislando también por aire a la Franja. Por último, la armada israelí prohibe navegar hacia y desde Gaza, disparando a los pescadores mientras faenan, requisando sus barcos y también deteniendo a cualquier embarcación que navegue hacia Gaza asaltando los barcos en aguas internacionales y hasta utilizando -como en mayo de 2010- fuego letal asesinando a civiles en acciones pacíficas de denuncia del bloqueo marítimo. Egipto contribuye como cómplice del bloqueo cerrando el paso de Rafah a las mercancías y restringiendo -actualmente casi prohibiendo- el paso de personas hacia Egipto.

En diciembre de 2008 y enero de 2009, el ejército israelí atacó la Franja de Gaza matando 1.400 palestinas y palestinos y destruyendo numerosas infraestructuras, viviendas y edificios públicos. El informe emitido por la comisión de investigación de Naciones Unidas dictaminó que Israel había cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad, además de violar numerosos tratados de derecho internacional. Las recomendaciones del informe y las investigaciones por crímenes de guerra y lesa humanidad cayeron en el olvido diplomático y político. Es ahora, tras la suscripción del Tratado de Roma por parte del Estado Palestino, cuando han llegado a la Corte Penal Internacional las denuncias por crímenes de lesa humanidad contra la población Palestina.

Gaza04

No fue solo en 2008 y 2009, también en 2012 y 2014 se produjeron nuevos ataques indiscriminados que en los últimos años han sumado casi 4.000 asesinatos y 20.000 heridos. Todo niño o niña de Gaza de más de siete años de edad ya ha sufrido tres bombardeos.

Uno de los niños asesinados por bombas de la armada israelí en julio de 2014 mientras jugaba al fútbol en la playa.

Las iniciativas de la sociedad civil para romper el bloqueo a Gaza, se han visto también atacadas con la máxima violencia por parte de Israel, como es el caso del la Flotilla por la libertad. La débil respuesta de la comunidad internacional, deja tan solo en manos de la sociedad civil, la presión a sus gobiernos y a las organizaciones internacionales para poner fin a más sesenta años de limpieza étnica en Palestina.

Comandos israelíes asaltaron el buque Mavi Marmara asesinando a nueve civiles turcos, un turco estadounidense e hiriendo a decenas de civiles.
Comandos israelíes asaltaron el buque Mavi Marmara asesinando a nueve civiles turcos, un turco estadounidense e hiriendo a decenas de civiles.

La humanidad ha pasado por situaciones de injusticia terribles, como el apartheid sudafricano contra la población negra. En palabras del historiador israelí Ilan Pappé, sólo una seria y permanente presión de los gobiernos occidentales a Israel les enviaría el mensaje de que la estrategia de la fuerza y la política de opresión no son aceptadas, ni moral ni políticamente por el mundo. Señala además que las iniciativas de paz han centrado sus esfuerzos pacificadores en la solución de la dimensión territorial del conflicto, olvidando completamente cuestiones fundamentales como la culpabilidad, la restitución de los derechos o la justicia.

    One thought on “La Franja de Gaza

    Comments are closed.