“El ‘Arca de Gaza’ no lleva ayuda, busca la soberanía económica de Palestina”

La ‘Flotilla de la Libertad’ contra el bloqueo de Israel cambia de rumbo. Esta primavera el ‘Arca de Gaza’ partirá desde la franja con productos autóctonos de Gaza y Cisjordania comprados en diferentes países para abrir vías comerciales solidarias con toda Palestina

Bilbao. El Arca de Gaza, un barco pesquero comprado en el puerto de Gaza y reconstruido para navegar varios días por aguas internacionales, partirá hacia países del Mediterráneo con una carga de productos autóctonos, artesanía y productos agrícolas, con el objetivo de hacer llegar la carga a quienes la han comprado en diferentes puntos del mundo. Una ciaboga estratégica que marca un antes y un después en la coalición internacional, que desde 2008 se ha organizado enviando barcos a Gaza con la intención de romper un bloqueo ilegal impuesto por Israel desde 2006 y que estrangula la economía y la vida de los gazatíes.

Es la primera vez desde 2008 que se cambia la estrategia. ¿Qué reflexión les ha llevado a ello?

Sobre todo, el deseo de las organizaciones palestinas en Gaza de evitar toda la retórica sobre la ayuda humanitaria con la que se vinculaba a la flotilla. Pese a que para nosotros esta iniciativa de la Flotilla de la Libertad siempre ha sido claramente un desafío político al bloqueo, en muchos medios se enfocaba más como una misión para llevar a Gaza material humanitario, pese a que este aspecto era puramente simbólico y la verdadera razón era una denuncia política y pacífica de la sociedad civil internacional.

¿Qué respuesta esperan?

En esta ocasión partimos de Gaza hacia afuera, por lo que esperamos que el argumento de la ayuda humanitaria no se confunda. Es una acción directa contra el bloqueo y a favor de la soberanía económica de Palestina. Los propios palestinos nos dicen que están cansados de la ayuda humanitaria, aunque sea muy necesaria, pero ellos reclama su derecho a esa soberanía económica, perfectamente viable, que tuvieron en el pasado, cuando tenían libertad de movimiento y antes de que el gobierno de Israel impusiera el asedio a la franja.

El argumento de Israel para justificar anteriores abordajes a los barcos de la flotilla ha sido que entre la carga de ayuda humanitaria podrían entrar armas para Hamás

La supuesta amenaza a la seguridad del Estado de Israel ha sido la principal maniobra de distracción del gobierno israelí pero ese argumento no tiene sentido si hacemos la flotilla a la inversa, de dentro hacia el exterior. Eso nunca puede ser una amenaza a la seguridad de nadie. La respuesta de Israel en esta ocasión no depende de nosotros, está por ver, aunque no confiamos que el ocupante sea favorable a Gaza. En 2008 se consiguió entrar por barco sin ningún enfrentamiento, y en 2010 se atacó el Mavi Marmara y asesinaron a nueve personas en el asalto al barco. Siempre es la elección del ejército ocupante. Podría ser que en esta ocasión también dejara viajar al Arca de Gaza.

¿Cómo va a ser esta iniciativa?

Hemos comprado un barco pesquero en Gaza y se están haciendo las reformas necesarias para ponerlo en aguas internacionales durante unos días. En la reconstrucción están trabajando palestinos e internacionales, por lo que se han creado algunos puestos de trabajo directo. Además, estamos gestionando la compra de productos de cooperativas y negocios de Gaza que buscan mercados -y también de Cisjordania- para venderlos a organizaciones y a particulares por diversos países del mundo. Son unas cantidades simbólicas de mercancías pero muy significativas de que Gaza podría tener su propio comercio si se acabara con el bloqueo e Israel devolviera a los gazatíes su legítima libertad de movimiento.

El 'Arca de Gaza' se está reconstruyendo en el puerto de Gaza con personal palestino. Navegará hacia occidente con productos palestinos reclamando el derecho a la libre navegación y el libre comercio.
El ‘Arca de Gaza’ se está reconstruyendo en el puerto de Gaza con personal palestino. Navegará hacia occidente con productos del Territorio Palestino Ocupado, reclamando el derecho a la libre navegación y el libre comercio.

¿Los productos que se embarquen estarán ya vendidos de antemano?

Sí, por eso queremos que las personas exijan tanto el libre movimiento de los palestinos como el libre tránsito de los productos que habrán comprado los ciudadanos. Sabemos que es un viaje a riesgo comercial si el barco no llega, pero los documentos de abordo demuestran quienes son los propietarios de esas mercancías y si sucediera algo tendrían que reclamar ante las instancias políticas de cada país. Por eso consideramos pertinente que, antes de viajar, desde instancias políticas se reivindique la recepción segura de dichas mercancías en cada Estado.

¿Con la compra de un pesquero se reivindica solidariamente la situación de los pescadores de Gaza?

Así es, porque su situación es crítica, están perdiendo la flota pesquera porque Israel no respeta el derecho internacional que les permite pescar a 12 millas de la costa. Lo limitaron unilateralmente a seis millas, y después a tres millas, donde apenas hay pesca. Si sobrepasan ese límite Israel ataca a los pesqueros, y éstos están dispuestos a vender sus barcos porque no ven futuro. El pueblo de Gaza tiene todo el derecho de utilizar sus aguas tanto para la pesca como para el comercio exterior, como cualquier pueblo.

¿Cómo ven los gazatíes la iniciativa?

Por primera vez lo están viviendo desde dentro, participando de la actividad en el puerto, ya que siempre escuchan que llegan los barcos pero desde 2008 no entran en puerto. Además, ven que se está preparando un barco para salir con sus producto en lugar de esperar ayuda del exterior. Esto marca la diferencia.

¿En qué situación está la población de Gaza tras los cambios en Egipto?

La situación es nefasta, económicamente es un desastre. La mayor parte de los túneles a Egipto están cerrados, escasean productos de todo tipo, material de construcción, equipos técnicos, los precios son especulativos. La gente no sale para estudiar, ni entra personal técnico. El paso de Rafah está totalmente cerrado y la gente está muy preocupada porque no pueden pensar en un futuro. Peor que con Mubarak.

¿Cuándo partirá del ‘Arca de Gaza’?

Si todo va bien, para principios de la primavera, con unos 15 palestinos e internacionales a bordo.

“Los palestinos tiene el derecho legítimo a pescar en sus aguas y tener lazos comerciales con otros países”

Noticias de Gipuzkoa/Begoña Astigarraga. 30 de octubre de 2013
ENLACE CON LA NOTICIA EN EL DIARIO