Carta a la Diócesis de León sobre las peregrinaciones a Tierra Santa

La Plataforma por Palestina en León, como agrupamiento de organizaciones sociales y políticas de León, se constituye en Junio de 2010 tras  el ataque del ejército del Estado de Israel en aguas internacionales a la Flotilla de la Libertad que acudía con ayuda humanitaria para la población de Gaza y para romper el bloqueo a que están sometidos 1.500.000 palestinos de la franja de Gaza. Los colectivos que integran la Plataforma asumen conjuntamente la defensa de los derechos del pueblo palestino, ante su vulneración permanente como consecuencia de la ocupación y colonización de su tierra por el Estado de Israel.

Denuncia asimismo la indiferencia, cuando no la connivencia, de los gobiernos de Europa, entre los cuales el del Estado español, con el Estado de Israel ante sus constantes violaciones de los derechos humanos perpetradas con toda impunidad, ante su incumplimiento de las innumerables resoluciones de los más altos organismos mundiales, como las de la ONU, y ante el hecho de que el Estado de Israel se haya convertido notoriamente en el único estado racista del mundo.

La Plataforma promueve, no sólo campañas de información, sino acciones  que lleven a la población a tomar conciencia de la situación y actuar efectivamente en la defensa del pueblo palestino. En este sentido, junto con otras plataformas de muchos países del mundo, estamos desarrollando una campaña de boicot económico tanto a productos materiales  israelíes en nuestros países (productos de marcas afincadas en Israel o que colaboran con el Estado israelí en su política contra el pueblo palestino), como a los de índole cultural, social, incluso religioso, que dicho estado está promoviendo en nuestra sociedad.

El motivo de que nos dirijamos a esa institución, la Diócesis de León, va en este sentido. Por los medios de comunicación, nos enteramos de que más o menos periódicamente esa diócesis organiza peregrinaciones a ‘Tierra Santa’. Concretamente este último año, 2010, en el mes de junio se organizó la III Peregrinación a Tierra Santa y Jordania (5 al 12 de Junio de 2010), a cuya presentación asistieron, junto con miembros cualificados de la diócesis leonesa, la primera secretaria de la embajada de Israel en España, Yifat  Alon Perel, así como el director para España de la compañía aérea EL AL, Walter Wasercier. Por otra parte, sabemos de la promoción que desde el Ministerio de Turismo de ese país, se está haciendo de este tipo de “turismo religioso” al socaire de la sensibilidad y afecto de muchos católicos  por aquel país en el que vivió y murió Jesús de Nazaret. El titular de este ministerio, Stas Misezhnikov, es miembro del partido de extrema derecha Israel Beytenu, al que también pertenece el ministro de Asuntos exteriores, Liebermann, cuyas acciones hostiles al pueblo palestino todos conocemos.

Nos dirigimos a esa sensibilidad para con los pobres y perseguidos que su institución reclama como sus señas de identidad, para hacerle una llamada de atención sobre la manipulación que de aquellos sentimientos religiosos puede hacer el gobierno de Israel, no sólo con fines económicos (turismo),sino propagandísticos y políticos que poco a poco vayan dando carta de normalidad a una situación de injusticia de dimensiones inauditas, sólo comprable, para asombro general, a la que el mismo pueblo judío sufrió durante toda su historia y especialmente en el siglo XX, motivando un movimiento de piedad y simpatía por todo el mundo.

Creemos que una visita a ese país, una auténtica peregrinación cristiana, de hacerla, tendría que ser a lo largo de la ‘Vía Dolorosa’ que el pueblo palestino hoy está recorriendo, más que a lugares que, por muy históricos o entrañables que sean, no dejan de ser infinitamente menos importantes que las personas que hoy deben ser objeto de aquella compasión por los pobres y perseguidos de la que su institución se reclama heredera.

Muchas personas de movimientos solidarios así lo hacen y comprometen hasta sus vidas por ello, como fue el caso de la Flotilla de la Libertad que acudía con ayuda humanitaria para la masacrada población de Gaza. Respetuosamente les invitamos a sumarse a esta actitud.