El juzgado número 5 reclama otra comisión rogatoria por el caso Mavi Marmara

El Juzgado Central de Instrucción nº5 ha vuelto a dirigir una Comisión Rogatoria a las autoridades judiciales turcas al amparo del Convenio Europeo de Asistencia Judicial sobre la existencia en Turquía de procedimiento que suponga una investigación y persecución efectiva del caso Mavi Marmara, dado que en España, por ese mismo caso, hay una querella presentada por, entre otros, el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad, Haydee Santamaría.

Mientras que en Turquía se investigan los crímenes cometidos contra ciudadanos turcos durante el asalto al Mavi Marmara, la querella instruida en la Audiencia Nacional española se ocupa exclusivamente de los delitos cometidos contra los ciudadanos españoles que se encontraban en el barco asaltado

El caso Mavi Marmara, se refiere al asalto el 31 de mayo de 2010 del ejército israelí de éste y otros barcos, que formaban la Flotilla de la Libertad, cuando se dirigían a la bloqueada Gaza (Palestina) con carga humanitaria y 750 pasajeros. El asalto violento se produjo en aguas internacionales con el resultado del asesinato por parte de los militares israelíes de nueve personas, ocho turcos y un turco-estadounidense, junto con múltiples heridos, uno de ellos en coma desde esa fecha. En el barco viajaban tres ciudadanos españoles a los que el Ejército israelí les robó todas sus pertenencias, al igual que hizo con las del conjunto de los pasajeros.

En la acusación española se relata que “días antes de producirse los abordajes y la masacre, siete ministros israelíes se reunieron para concretar la operación. El Primer Ministro Israelí Benjamín Netanyahu, el ministro de Defensa Ehud Barak, el ministro de Asuntos Exteriores Avigdor Lieberman, el ministro de Inteligencia y Asuntos Atómicos Dan Meridor, el ministro de Asuntos Estratégicos Moshe

Ya´alon, el ministro del Interior Eli Yishai y el ministro sin cartera Benny Begin. Estos siete ministros planificaron la operación y dieron la orden para dar el ataque”.

Las acusaciones populares CSCA y Paz y Solidaridad, que no están personados en la causa turca, consideran que el juzgado español debiera ser ágil y las autoridades políticas españolas diligentes para que además de resolver los procedimientos administrativos oportunos, actuen con firmeza ante los acusados dada la impunidad de la que gozan y que, en varios casos, siguen actuando de forma similar decidiendo el asalto bucanero violento del Ejército israelí en aguas internacionales, en más ocasiones durante los años 2011 y 2012. Estos asaltos han sido a diferentes embarcaciones, de varias nacionalidades, siempre en aguas internacionales, de forma caprichosa ante la mirada cómplice de barcos de la OTAN y de diferentes autoridades de los Estados de los barcos y ciudadanos asaltados.