Se confirman las fechas y lugares en los que recalará el velero Estelle en su travesía hacia Gaza

En Alicante se han reunido los coordinadores de la campaña Rumbo a Gaza, Dror Feiler -de la campaña sueca Ship to Gaza- y varios grupos de apoyo que trabajarán para coordinar la llegada a los dos puertos en los que el Estelle recalará a su llegada al estado español:

– El 26 de agosto llegará a Euskadi, donde habrá una recepción, actividades de sensibilización y visitas al velero. El barco partirá hacia el Mediterráneo el día 28 de agosto.

– El 10 de septiembre llegará a Alicante, lugar en el que se seguirá apoyando la libre navegación del Estelle hacia Gaza. De allí partirá el 12 de septiembre hacia su siguiente destino.

“Nuestros gobiernos hablan del respeto a los Derechos Humanos, pero frente a las innumerables tragedias que hay en todo el mundo estos no hacen nada y se cruzan de brazos. Nosotros, la sociedad civil, queremos decir que ya es suficiente”, ha declarado Dror Feiler.

Manuel Espinar, coordinador de la campaña Rumbo a Gaza, ha puntualizado que “el velero podrá ser visitado por toda la ciudadanía ya que habrá distintos eventos que servirán para difundir la misión de este año, así como la situación humanitaria que vive la población palestina”. Además, en ciudades cercanas se celebrarán conciertos y actos variados. Está previsto que el Estelle reciba visitas de personas relevantes del mundo social, cultural y político así como de medios de comunicación. Un pasaje realizará el trayecto entre Euskadi y Alicante y otro grupo viajará desde Alicante al siguiente puerto del Mediterráneo.

Dror Feiler ha incidido en que “este velero ha sido comprado gracias a pequeños esfuerzos económicos de miles de ciudadanos y ciudadanas de Suecia, España, Noruega, Francia, Italia… Han aportado su ilusión y esfuerzo para hacer posible esta misión y lo deben sentir como suyo cuando navegue hacia Gaza y también se deben sentir atacados si el barco es asaltado o retenido en su camino”.

Se ha resaltado la naturaleza pacífica y universal de la acción, ya que está abierta a la participación de gente de todas las confesiones religiosas, políticas y culturales, a las que une la defensa de los derechos humanos y la necesidad de definir si el millón y medio de habitantes de Gaza son personas y tienen derechos.