Acción en los autobuses públicos israelíes, en Palestina. ¡Síguelo en streaming!

Hoy, activistas palestinos -la mayoría jóvenes- intentarán montarse en el segregado transporte público israelí que se dirige desde el interior de Cisjordania hacia la ocupada Jerusalén Este, en un acto de desobediencia civil inspirada por los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) del Movimiento de Derechos Civiles de EE.UU.

Cincuenta años después de que los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) de EE.UU. realizaran viajes de raza mixta en los autobuses de las calles segregadas del sur de EE.UU, los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) palestinos reafirman su derecho a la libertad y la dignidad mediante la interrupción del régimen militar de ocupación a través de la desobediencia civil pacífica. Los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) tratan de cuestionar las políticas del apartheid de Israel, la prohibición del acceso de los palestinos a Jerusalén, y la realidad global de segregación creada por la ocupación militar y los colonos, que son la piedra angular del régimen colonial de Israel.

Hurriyah Ziada, uno de los organizadores, ha comentado: “El control de Israel sobre los palestinos debe terminar y todas las colonias ilegales construidas sobre tierras robadas en Cisjordania en las cuales solamente habitan judíos deben ser desmanteladas. Al mismo tiempo que nosotros luchamos en el terreno por nuestros derechos fundamentales, hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que obligue a Israel a cumplir con el derecho internacional mediante el uso del boicot, desinversiones y sanciones. Nosotros también nos merecemos nuestra libertad.”

Los activistas palestinos también tienen como objetivo exponer a dos de las empresas que se benefician de las políticas de apartheid de Israel y fomentar el boicot y la desinversión global hacia ellas. La empresa israelí Egged y la empresa francesa de autobuses Veolia controlan decenas de líneas que circulan a través de los territorios ocupados de Cisjordania, incluida Jerusalén Este, muchos de ellas subvencionadas por el Estado de Israel. Circulan entre los diferentes asentamientos israelíes, conectándolos entre sí y con Israel. Algunas líneas que conectan Jerusalén con otras ciudades dentro de Israel, como Eilat y Beesan (Beit Shean), también pasan por el interior de Cisjordania.

Aunque no está oficialmente prohibido que los palestinos hagan uso del transporte público israelí en Cisjordania, estas líneas están segregadas ya que muchas de ellas pasan entre los asentamientos ilegales dónde sólo viven judíos y cuyo acceso está prohibido a los palestinos por decreto militar.

Hoy, los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) de palestina se dirigirán a diferentes paradas de autobús en Cisjordania utilizadas solo por judíos y trataran de montarse en los autobuses de los colonos. Los palestinos entienden que este acto de desobediencia no violenta puede provocar ataques violentos e incluso la muerte a manos de los colonos israelíes, que son para Israel lo que el Klu Klux Klan era para el Jim Crow South, o las autoridades que las protegía. Sin embargo, los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) consideran que este acto de resistencia civil es necesario para llamar la atención del mundo a la inmoralidad de la ocupación israelí y el sistema de apartheid, así como para forzar a los amantes de la justicia a actuar y a retirar sus inversiones de Egged, Veolia, y todas las empresas que permiten y se benefician de la ocupación y el apartheid israelí.

Facebook: www.facebook.com/PalestinianFreedomRides
Twitter: twitter.com/#/palfreedomrides Hashtag: #FreedomRides
Blog: palfreedomrides.blogspot.com
Transmisión en vivo: www.livestream.com/freedomriders
Adhesión de apoyo: www.avaaz.org/en/palestine_freedom_riders/?cl=1388602045&v=11131

Antecedentes

Los autobuses en los que se subirán los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) son operados por Egged, la mayor compañía israelí de transporte público, y por la empresa transnacional francesa Veolia. Ambas empresas son cómplices de las violaciones por parte de Israel del derecho internacional debido a su participación y beneficio de las infraestructuras de los asentamientos ilegales de Israel. Los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) de Palestina aprueban la convocatoria de boicot a las dos empresas, así como todos los demás involucrados en las violaciones por parte de Israel de los derechos humanos y del derecho internacional.

En julio de 2011, una subsidiaria de Egged ganó una licitación pública para ejecutar los servicios de autobuses en la región de Waterland en los Países Bajos, al norte de Amsterdam. La compañía se beneficia del pisoteo de los derechos de los palestinos y ha sido un objetivo de la campaña de boicot, desinversión y sanciones (BDS), la cual es apoyada por una abrumadora mayoría de la sociedad civil palestina. Los Freedom Riders (Pasajeros de la Libertad) hacen un llamamiento al pueblo de los Países Bajos para cortar todas las relaciones con las empresas, al igual que Egged, que participan en violaciones de los derechos humanos.

Veolia ha sido blanco de una campaña de desinversión internacional por llevar las líneas de autobuses a través de Cisjordania que comunican los asentamientos con Jerusalén y por su participación en el tren ligero de Jerusalén que conecta los asentamientos ilegales israelíes en y alrededor de la Jerusalén oriental ocupada con la parte occidental de la ciudad de manera directa el servicio de la empresa colonizadora.

Más del 42 por ciento de las tierras palestinas en Cisjordania han sido expropiadas por Israel para la construcción de asentamientos judíos y el régimen asociado a él (como el muro que fue declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia en 2004), privando a las comunidades locales del acceso a sus recursos hídricos así como a las tierras agrícolas. Asentar a israelíes en los territorios palestinos ocupados constituye un crimen de guerra según la Cuarta Convención de Ginebra y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

La Cisjordania y la Franja de Gaza ocupadas constituyen sólo el 22 por ciento de la patria palestina de la que más de 750.000 palestinos fueron limpiados étnicamente en 1948 cuando el estado de Israel fue creado. Desde entonces, los refugiados palestinos han estado languideciendo en campamentos de refugiados y otros lugares en el exilio, negándoseles el derecho a regresar a sus hogares.

La infraestructura de los asentamientos incluye cientos de kilómetros de carreteras segregadas cuyo uso está prohibido a los palestinos. Tallan profundamente Cisjordania separando aún más a los palestinos entre sí y de sus ciudades y pueblos.

¡Sigue el streaming de la acción aquí!

Watch live streaming video from freedomriders at livestream.com