Gaza vuelve a pagar los platos rotos de Egipto

La tragedia del pueblo palestino es ser víctima pasiva desde hace más de un siglo de ambiciones territoriales -que lo han sumido en una limpieza étnica que aún continúa-, moneda de cambio de conflictos zonales o sufridor de los daños colaterales de los problemas internos de otro país, como es ahora el caso de Egipto.

Mientras la tierra de los faraones intenta conseguir una salida a la democracia, cualquier turbulencia que empaña ese camino tiene consecuencias directas para la población palestina de la Franja de Gaza. Hace un mes y medio el secuestro de siete policías egipcios en el Sinaí provocó el cierre de la frontera de Rafah durante una semana. Debido a que los palestinos y palestinas que viajan a otros países solamente tienen permiso para viajar bajo custodia desde Rafah al aeropuerto de El Cairo y viceversa, cuando se producen esos sucesos, ni pueden salir del aeropuerto para viajar de vuelta a Gaza ni pueden pasar desde la Franja al lado egipcio.

Esto vuelve a suceder ahora. La inestabilidad tras la actuación militar contra Mursi, y mientras se espera formar un gobierno de transición, ha provocado de nuevo el cierre de tránsito por la península del Sinaí, con la consecuencia de que la población palestina de Gaza vuelve a sufrir la prohibición de entrada a territorio egipcio debido al estado de emergencia.
Incluso Egypt Air les está prohibiendo retornar desde otros países a El Cairo para evitar una previsible situación de congestión en la terminal del aeropuerto conforme se vayan acumulando personas que tienen prohibida su salida hacia Gaza, como les sucede en estos momentos a varios palestinos y palestinas en el aeropuerto de Barcelona.

Desde dentro de la Franja, Ayman Qwaider nos hace llegar esta reflexión personal:

“El ejército egipcio ha dado la orden de cerrar el paso fronterizo de Rafah esta mañana hasta nuevo aviso. Las autoridades de Gaza han declarado estas dramáticas noticias para la Franja de Gaza. Ayer por la noche hubo enfrentamientos entre ciertos grupos militares y un puesto militar egipcio. Un soldado murió y otros dos resultaron heridos. Como consecuencia de ello, el ejército egipcio ha cerrado las fronteras hasta nuevo aviso. Hay un buen número de palestinos registrados con el propósito de viajar al extranjero pero no hay ninguna ventana de esperanza que indique que se irán pronto.

En Gaza hay una especie de consenso entre los palestinos de que la primera víctima de las cambiantes realidades políticas en Egipto es, sin duda, la población que reside en Gaza. Después de haber observado las intensas interacciones virtuales de los palestinos a través de redes sociales, existe un gran temor que haya aumento de los precios de los alimentos, el cierre de la frontera de Rafah, la incertidumbre de la reciente tregua firmada en Egipto entre el gobierno de Gaza e Israel…

En los últimos días, los palestinos han seguido críticamente el seguimiento de las noticias procedentes de Egipto. Las conversaciones sociales cotidianas tienden a discutir el análisis de la política de Egipto y sus graves impactos en la situación de la vida cotidiana de Gaza.

Las graves consecuencias de cambiar el régimen político en Egipto en Gaza:

1. Grave escasez de combustible, que ha afectado dramáticamente la vida cotidiana en Gaza.

2. Destrucción de los túneles entre Gaza y Egipto, la única línea de vida de los palestinos en Gaza.

3. Cierre del Paso de Rafah, el paso que conecta los palestinos con el resto del mundo.”

Hay que señalar, para no olvidarlo, que esto no estaría sucediendo si no existiera la ocupación y bloqueos israelíes desde 1967 y la cooperación necesaria como cómplice de la misma de Egipto, a través de unos acuerdos firmados en Camp David que les proporciona beneficios militares, logísticos y económicos mientras contribuyan al bloqueo de Gaza.

Niñas jugando en el paso de Rafah. Imagen de archivo de un cierre anterior.
Niñas jugando en el paso de Rafah. La población palestina es retenida en la frontera hasta una nueva apertura. Imagen de archivo de un cierre anterior.