Las acusaciones del caso de ‘La flotilla de la libertad’ piden la comparecencia de Shimon Peres

Las acusaciones del caso de ‘La flotilla de la libertad’ piden la comparecencia de Shimon Peres para que testifique sobre la criminal acción israelí del asalto en aguas internacionales de la misma, que se dirigía a Gaza en mayo del 2010*

Las acusaciones populares que están presentes en el caso de ‘La Flotilla de la Libertad’, el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad, han solicitado al Juzgado que se tome ‘declaración’ al Presidente de Israel, Shimon Peres sobre los hechos ocasionados por el asalto israelí de la *Flotilla por la libertad,* en aguas internacionales, el pasado 31 de mayo.

Los 6 barcos civiles con cerca de 750 voluntarios de 40 nacionalidades, entre ellos varios españoles y llenos de mercancías con destino a Gaza, territorio ocupado por Israel y bloqueado por el mismo, con la complicidad de Egipto y de la comunidad internacional, fueron asaltados por el ejército israelí ocasionando nueve asesinatos, 8 ciudadanos turcos y 1 estadounidense-turco, y mas de cincuenta heridos. Los barcos fueron llevados a Israel, los voluntarios detenidos y desprovistos sus pertenenecias, aunque la presión internacional consiguió su excarcelación, incluida la de los ciudadanos españoles e israelíes que formaban parte de los voluntarios y que están en contra de la ocupación israelí de Palestina, de territorios árabes y del bloqueo de Gaza.

La petición de declaración al Presidente Peres “por los hechos que son objeto de la querella y sobre los cuales España tiene jurisdicción”, se hace dada “la escasa o nula colaboración que las autoridades israelíes muestran hacia cualquier investigación que les afecte y, sirva como ejemplo, el tiempo excesivo que llevan para contestar la comisión rogatoria que este Juzgado cursó el pasado 30 de julio de 2010.”

Israel ha efectuado una Comisión “ad hoc”, sin potestad jurisdiccional alguna, con ánimo de eximir a las autoridades y militares israelíes, llamada Comisión Turkel y que pretende eludir las conclusiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad pretenden con la petición de ‘declaración’, conocer las informaciones que puede tener el Presidente Peres de los hechos acontecidos y delimitar las responsabilidades de cada una de las autoridades israelíes por sus órdenes de asalto a barcos civiles en aguas internacionales.

La acusación popular considera que la ocupación palestina y el bloqueo de Gaza que realiza Israel no se podría mantener sin el concurso cómplice de los Gobiernos europeos y de los que conforman el Cuarteto. El apoyo que dan a la política de ocupación israelí y a su política racista que se ve reflejada en hechos, por ejemplo, en el Acuerdo de Asociación Unión Europea-Israel, en el intercambio militar, etc., de la que es participe el Gobierno español,  se compadece mal con las palabras de defensa del derecho internacional que es violado continuamente por Israel. De ahí, que las demandas judiciales y otras acciones protagonizadas por la sociedad civil, como el boicot a los productos israelíes, similar a la emprendida en su día contra el apartheid sudafricano, o el poner otra ‘flotilla de la libertad’ en marcha como se está haciendo desde la campaña ‘Rumbo a Gaza’ son las respuestas a la incoherencia y doble moral que impregna la política euromediterránea de nuestros gobiernos.