Pasajeros y pasajeras en el Estelle

El velero Estelle de la Flotilla de la Libertad sigue navegando hacia Gaza y en una semana llegará al punto crítico donde deseamos que no sucedan los desenlaces que anteriores barcos de previas flotillas han tenido.

Queremos aprovechar para dar a conocer varios perfiles de personas que están navegando ahora por aguas Mediterráneas y que, junto con los miles de ‘pasajeros y pasajeras en tierra’ que simbólicamente también navegan en el barco, están mostrando su decisión de acabar con la gran injusticia que supone el bloqueo total contra una población de más de un millón y medio de seres humanos.

Uno de estos pasajeros es Elik Elhanan de Israel.

Elik Elhanan, que vive actualmente en Jerusalén, proviene de una familia muy conocida en Israel que llegó a Palestina durante los años 20 del siglo pasado.  Su bisabuelo materno fue el primer embajador de Israel en Estocolmo, y su abuelo materno, Matti Peled, fue general y el primer militar de alto rango en Israel que se opuso a la ocupación en 1972. Entonces, junto con los palestinos, formó grupos de paz y terminó retirándose del ejército para dedicarse a sacar un doctorado en literatura árabe.

Elik tiene ahora 35 años y en su adolescencia era un punk. En 1995 entró en el ejército para hacer su servicio militar como paracaidista.
El cuatro de septiembre de 1997 su hermana, Smadar Elhanan (de 16 años de edad) estaba en la Avenida Ben Yehuda de Jerusalén camino a casa desde la escuela; era la primera semana del semestre y había mucha gente en la calle. Tres atentados con bombas suicidas estallaron matando cinco personas e hiriendo a otras veinte.

Cuando Elik tuvo noticias del atentado llamó rápidamente a casa, como el resto de los habitantes Jerusalén, pero nadie sabía nada en particular sobre las víctimas. La siguiente vez que llamó fue el vecino quien respondió: los padres habían ido para identificar a su hija, que junto a su mejor amiga se encontraba entre las victimas. Despues de la muerte de Smadar su mamá, Noret Pelled, declaró que la responsabilidad por la muerte de su hija era del gobierno de Israel y de su politica de ocupación.

Elik dejó el ejército después del servicio militar y viajó por el mundo durante dos años. Se estableció en Paris y tomó contacto con activistas de todo el mundo que se oponían a la ocupación israelí de Cisjordania y de Gaza. Sus padres trabajaban en “We Lost a Child” (Hemos perdido un hijo), una organización para padres palestinos e israelíes que han perdido a un hijo en el conflicto. Hace dos años su padre, Rami, viajó en un barco a Gaza sólo con judíos, incluyendo varios sobrevivientes del holocausto, con el fin de romper el bloqueo. El barco fue detenido por Israel.

Elik se unió a un grupo de militares en la organización “Valor de Negar”. Se trata de militares que se negaron a participar en la guerra contra Gaza en el año 2002. En 2004 volvió a Israel para formar otra organizacion:  “Combatientes para la Paz”,  junto con palestinos que habían estado en cárceles israelies. Este es un enlace a un vídeo de Combatientes por la Paz donde explican su motivación.

Ahora Elik esta a bordo del Estelle. Piensa que el bloqueo de Gaza es criminal y que Europa podría fácilmente presionar a Israel para poner fin ese inhumano bloqueo. Europa tiene el poder de hacerlo ya que el 40 por ciento del comercio del país depende de las compras que se hacen desde Europa.

Elik a bordo del Estelle rumbo a Gaza, en el momento de cruzar el Estrecho de Mesina, en Italia

Hace pocos meses la Unión Europea ha renovado y ampliado el acuerdo de comercio preferencial con Israel. Según Elik “ese acuerdo reconoce que a Europa se le otorga el perdón por el holocausto si no protesta por la ocupación y represión hacia los palestinos por parte de Israel”.

Este es otro vídeo donde Elik es entrevistado en un programa de televisión hablando de Combatientes por la Paz.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/cxMipQ3tZAs” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>