La Flotilla de la Libertad, un punto de inflexión en la historia del activismo y los movimientos sociales

El pasado 16 de diciembre se celebró el ciclo de conferencias del VII Festival Interpueblos, organizado por la asociación Cultura, Paz y Solidaridad. Bajo el título “Palestina, de las palabras a los hechos: La ciudadanía en acción: el activismo del siglo XXI”, el programa de esta edición estaba centrado en el activismo y en la búsqueda de motivaciones e impulso para pasar a la acción.

En las conferencias participaron Ann Wright, activista estadounidense por la paz, promotora del movimiento Free Gaza; Ahmet Emin Dag, vicepresidente de la ONG turca IHH Humanitarian Relief Foundation for the Freedoms and the Human Rights que fletó el barco Mavi Marmara en la pasada Flotilla de la Libertad; Izzet Sahin, también miembro de IHH; Vangelis Pissias activista griego de la organización Ship to Gaza, que participó en la primera flotilla que se hizo hace casi dos años; además del activista español Manuel Tapial. Todos ellos estuvieron en mayo en la Flotilla de la Libertad a bordo del Mavi Marmara.

Reunión con parlamentarios

Por la mañana, el Ateneo de Madrid fue la sede de una rueda de prensa para presentar dichas conferencias y, previamente, una parte de los ponentes mantuvieron una reunión en el Congreso con varios diputados del Intergrupo parlamentario para Palestina.

En dicha reunión participaron José Antonio Pérez Tapias y Fátima Aburto, del Grupo Parlamentario Socialista, junto con Uxue Barkos (Nafarroa Bai), por el Grupo Mixto. Los diputados recogieron información y presentaron sus cuestiones sobre la próxima Flotilla a Gaza –cuya salida se prevé en la próxima primavera–. Por su parte, los activistas participantes, entre los que se encontraban los españoles Laura Arau y Manuel Tapial– expusieron una serie de peticiones a los parlamentarios para que las trasladasen al Congreso de los Diputados. En concreto reclamaron “que el Parlamento español apruebe una resolución de apoyo a la nueva flotilla y a la plataforma Rumbo a Gaza, en la que se reconozca que esta iniciativa está dentro de la legalidad internacional y se pida el fin del bloqueo a la Franja de Gaza”, tal y como afirmó Laura Arau tras el encuentro.

Además, los activistas internacionales solicitaron a los partidos políticos que hagan explícito su apoyo a la iniciativa y les invitaron a participar en los barcos que saldrán la próxima primavera. Asimismo, se reclamó específicamente a los parlamentarios socialistas “que el gobierno no bloquee la salida de los barcos desde España y que actúe respetando a la sociedad civil con la dignidad de un país democrático”, señaló Manuel Tapial.

La Flotilla, una ráfaga de aire fresco para Palestina y el activismo

En la tarde de ayer las Escuelas Pías del madrileño barrio de Lavapiés fueron la sede de las conferencias del VII Festival Interpueblos, que convocaron a un nutrido público interesado en el activismo y la situación política en Oriente Medio. La primera intervención corrió a cargo de Ahmet Emin Dag, vicepresidente de la ONG IHH, que analizó la situación de las libertades de la sociedad civil, en cuanto a movilización y libertad de expresión, en los distintos países de Oriente Medio. El activista turco destacó que “la Flotilla ha demostrado que la sociedad civil de oriente y de occidente pueden trabajar juntos a pesar de sus religiones distintas y de sus diferencias”. Además, expuso el ejemplo de Turquía donde “la Flotilla ha unido en el trabajo al servicio de la causa palestina a todas las fuerzas políticas, tanto de izquierda como de derecha”. Según Emin Dag, esto “ha fortalecido también a las organizaciones de sociedad civil de toda la región”.

Por su parte el activista griego Vangelis Pissias, también destacó la diversidad de voces que pudieron unirse en torno a esta iniciativa. “Gente procedente de 17 países empezó a moverse en el ámbito internacional”, algo que había parecido imposible tiempo atrás pero que hizo posible que se creara “un espacio para el activismo muy plural, con personas muy distintas”. Pissias narró su experiencia a bordo de la primera misión –que zarpó en agosto de 2008– y cómo en este tiempo se ha ido fraguando un movimiento internacional muy potente.

La teniente coronel del ejército estadounidense, Ann Wright, tomó la palabra para reafirmar que “tras la Flotilla, algunos gobiernos europeos comenzaron a reclamar el levantamiento del bloqueo a Gaza, lo cual muestra el poder de la gente”. En este sentido, “lo que ha pasado tras la Flotilla es un signo visible de la indignación de la gente y del poder que tenemos para reclamar”. La activista, que fue una de las tres diplomáticas estadounidenses que renunciaron públicamente a su cargo en 2003 por oponerse a la guerra en Irak, explicó su proceso personal que le llevó de ser miembro del ejército a convertirse en una defensora del pacifismo a nivel internacional. Asimismo, Wright detalló cómo va a ser la participación de activistas de EE.UU. en la próxima Flotilla, para la que fletarán un barco con el nombre “The Audacity of Hope” (La audacia de la esperanza), título de un libro escrito por Barack Obama.

Por último, Manuel Tapial subrayó cómo también la Flotilla de la Libertad ha supuesto un aliento de esperanza para Palestina. “La acción ha hecho sentir al pueblo palestino que no están solos, por primera vez en años hay alegría en su Mirada”, explicó Tapial al detallar sus impresiones su último viaje a los campos de refugiados en el Líbano.

Monumento a la Flotilla

También en el marco del VII Festival Interpueblos, el Municipio de Leganés ha inaugurado el primer monumento del mundo en homenaje a la Flotilla. La escultura, que se ha instalado este viernes en el parque de Palestina, consta de un muro semiderruido con un niño jugando con un barco. Según Laura Arau, el monumento intenta reflejar, por un lado, la zona donde los “niños juegan libremente” y otra donde los pequeños no pueden jugar.

Alrededor de un centenar de personas han asistido a la inauguración del monumento, que ha contado con la asistencia de los embajadores de Turquía y Palestina en España, Ender Arat y Musa Amer Odeh, respectivamente. Al acto asistieron también los artistas que realizaron la escultura de forma altruista, Roxanne Robinson y Arévalo Beteta.


Fotos de la inauguración del monumento a la Flotilla de la Libertad.