El Servicio Civil de Paz de Gaza relanza el proyecto Oliva después del ataque israelí

Los pescadores de Gaza sufren constantes violaciones de sus derechos humanos mientras trabajan para mantener a sus famílias. Pescan bajo la constante amenaza de la Marina israelí siendo atacados, disparados y confiscandoles sus barcos.

Una cincuantena de organizaciones locales e internacionales estan promoviendo una iniciativa pionera para proteger los pescadores de Gaza: un Servicio Civil de Paz en aguas de Gaza (CPSGaza). Esta es una iniciativa internacional apartidista, noviolenta, para monitorizar las potenciales violaciones de Derechos Humanos en aguas territoriales Gazauis. En coordinación con organizaciones locales y pescadores, el objetivo de esta misión internacional es abordar el principal problema de las violaciones constantes de los Derechos Humanos vividas por los pescadores palestinos. Acompañando las barcas de los palestinos que intentan ganarse la vida con la pesca en el mar de Gaza, el CPSGaza confia en atraer la atención de la comunidad internacional para presionar al govierno israelí a poner fin a los contínuos ataques contra los pescadores.

Documento audiovisual que resume la situación de los pescadores en Gaza y el proyecto CPSGaza:

Puertas al Mar from Puertas Al Mar on Vimeo.

Situación de la pesca en Gaza

En Gaza hay 4.450 pescadores y la industria pesquera da trabajo a 2.000 trabajadores mas que permiten la subsistencia de aproximadamente 40.000 palestinos de la Franja de Gaza. Los que buscan ganarse la vida en el mar se arriesgan a ser arrestados, heridos o muertos. Con unas taxas de paro de aproximadamente un 45,2%, la importancia de la pesca es vital.

El barco Oliva

La barca motora tripulada por observadores internacionales de Derechos Humanos, nombrada Oliva, acompaña con regularidad a los pescadores para documentar y dar a conocer la agresión israeliana diaria. Desde el lanzamiento del proyecto el pasado mes de abril, la tripulación se ha convertido en objetivo de las fuerzas navales israelíes, pero ha seguido cumpliendo la misión del CPSGaza sin dejarse intimidar.

El motor del barco Oliva se estropeó cuando un barco de la marina de guerra israelí chocó apuestas contra la barca el pasado 20 de julio. Desde el ataque se inutilizó la barca y los observadores internacionales no pudieron acompañar a los pescadores de Gaza hasta el pasado domingo, que volvió a salir a navegar.

El incidente fué la continuación de ataques similares contra el Oliva durante misiones anteriores. Ver vídeos aquí.

La vuelta del Oliva

El último incidente que sufrió el Oliva fué el pasado 25 de septiembre cuando, junto a un barco con la prensa internacional, zarpó junto a los pescadores palestinos en su jornada laboral.

A las 9 de la mañana el GPS del Oliva mostraba que el barco estaba a 3 millas náuticas de la costa de Gaza. A bordo de la nave había tres voluntarios monitores del CPSGaza (una de ellas, una compañera catalana colaboradora de Rumbo a Gaza), un periodista esloveno y un capitán palestino.

Dos embarcaciones navales israelíes llegaron a las 9.35 de la mañana y empezaron a perseguir el Oliva. A pesar de que el Oliva había dado la vuelta, una fragata israelí les siguió. Los pescadores regresaron a puerto sin lestiones ni ataques.

Israel ha estado atacando regularmente a pescadores palestinos en el límite de las 3 millas náuticas que se impuso. Israel ha estado utilizando munición de guerra, cañones de agua y el secuestro de los pescadores mientras hacan su trabajo. Varios pescadores hasta el momento han sido heridos y otros han muerto por las acciones israelíes. Es por eso que el Oliva está navegando junto con barcos pesqueros palestinos para llevar a cabo su misión de Observación por los Derechos Humanos.

El asedio israelí continúa después de más de 4 años, lo que limita la zona de pesca marítima para la población de Gaza. Esta área se supone que es de 20 millas según los acuerdos de Jericó de 1994 (en virtud de los acuerdos de Oslo), luego se redujo a las 12 millas, a 6 millas y ahora, desde el mes de diciembre de 2008, el límite se encuentra a 3 millas.

¡Colabora con el proyecto!

CPSGaza está financiado exclusivamente por pequeñas donaciones privadas. ¡Para poder seguir con el proyecto se necesita la fuerza de todos y todas!

– Apoya la iniciativa con tu adhesión a nivel personal o de organización.

– Haz tu donación on-line vía PayPal: http://urly.it/14gb.

– Valora unirte al grupo de voluntarios y observadores internacionales en el CPSGaza. Para más información escribe a: info@cpsgaza.org.