“Stay Human a pesar de todo”. Carta abierta a los líderes mundiales.

Ha pasado justo un año desde que Rumbo a Gaza nació como proyecto. Un año turbulento en el que hemos sido capaces de redirigir toda la solidaridad que Laura Arau y yo vivimos al llegar de nuestro secuestro en Israel hacia un proyecto en positivo, sin revanchismos, de apoyo a la población palestina en sus legitimas reclamaciones de respeto a sus derechos humanos.

Lo hemos conseguido entre todos y todas. Tenemos un barco al que hemos bautizado “Gernika” en honor a la población civil de ese pueblo que pereció bajo las bombas de los nazis en la guerra civil española, un simbolo que el genial Pablo Picasso supo reflejar en su magnífica obra con ese nombre en la que retrata el horror de los bombardeos sobre la población civil desarmada en un día de mercado. Estoy seguro de que Pablo Picasso, de tener la oportunidad hoy en día, realizaría otra obra de gran magnitud sobre el horror de la situación en Gaza y no distaria mucho del Gernika.

No ha sido fácil articular un movimiento espontaneo de cientos de personas civiles en todo el territorio español que se quisieron sumar al proyecto Rumbo a Gaza. La diversidad política de sus miembros, la diversidad cultural, las distancias geograficas, los impedimentos institucionales, las persecuciones policiales, etc. han sido todo un reto a superar que la constancia y las firmes convicciones de los activistas han hecho que estas dificultades se quedasen en meras anécdotas.

Un proyecto desde abajo, sin grandes empresas ni subvenciones, creado por gente común que gota a gota han conseguido ir tejiendo un torrente para que nuestro barco pueda sumarse a unas aguas del Mediterráneo que queremos en paz, sin abusos, sin impunidad y sin guerras. Un proyecto que nació de la dignidad y que tras un año ha sido capaz de organizar los sentimientos de rebeldia de miles de personas en todo el territorio español que son las que lo han hecho posible a través de pequeñas donaciones, a través de transmitir las informaciones que colgábamos en la web boca a boca y a través de implicar a sus entornos cercanos en los actos y actividades de la campaña. Así hemos conseguido que muchas de nuestras actividades o propuestas de apoyo alcanzasen a lo largo de estos meses una relevancia que no hubieramos imaginado; artistas de reputado prestigio nacional, políticos, significados activistas sociales, sindicalistas, diplomaticos, etc. se han sumado a esta campaña avalando la necesidad de ejecutarla y la justa motivación que la mueve.

A diferencia de la misión del año pasado, los medios de comunicación, de manera mas intensa o puntual, han hecho un seguimiento que ha puesto nuestra campaña en la escena internacional y ha hecho que no pasara desapercibida allí donde no conseguimos tener grupos de apoyo.

Lo hemos conseguido pero no todo a lo largo de este proceso ha sido como esperábamos.

Tras el asalto a la Flotilla del año pasado, y entendiendo que nuestros objetivos estaban avalados por resoluciones del Consejo de Seguridad de NN.UU., por posicionamientos de la Unión Europea, por la Comisión de Derechos Humanos de NN.UU. y por millones de personas en todo el mundo, a parte de organizaciones de derechos humanos y otro tipo de instituciones de similar caracter, esperabamos que nuestras peticiones de protección a esta nueva misión fueran escuchadas y que aquellos organismos que presumen de obstentar cierta representatividad lanzasen avisos al gobierno israelí de que sus actuaciones tendrían consecuencias con el objetivo de prevenir un desenlace como el del año pasado.

Ni gobiernos ni instituciones internacionales han escuchado ni actuado de manera preventiva para proteger la misión de esta Flotilla. Durante los últimos meses no hemos dejado de publicitar a través de nuestras notas de prensa nuestra predisposición a que nuestros barcos fueran inspeccionados por una delegación civil antes de salir de puerto para que no hubiera ninguna duda de que nuestra misión es de caracter civil y que nuestra carga es ayuda humanitaria. Incluso portavoces del gobierno israelí han afirmado conocer que nuestra carga es infensiva pero que aún así, impedirán a la Flotilla acceder a Gaza.

Nos preocupa enormemente la sumisión de nuestros gobiernos al Estado de Israel que lejos de defender a sus nacionales y de escuhar a sus sociedades civiles se han alienado con aquél que no cesa de amenazarnos y que tal vez, nos robe la vida a algunos de los activistas pacificos que participaremos en esta nueva misión. Nos preocupan las declaraciones del Secretario General de las NN.UU. Ban Ki Mon que lejos de mantener una neutralidad o de asociarse a posiciones basadas en un criterio de humanidad y de respeto a la ley internacional, nos pedia a los que estamos dentro de la legalidad internacional, a los que no utilizamos la violencia, a los que fuimos asesinados el año pasado en las aguas internacionales del Mediterráneo que “utilizasemos los canales habituales para hacer llegar la ayuda humanitaria”, o lo que dicho de otra manera; que reconociesemos la autoridad de Israel sobre las fronteras fisicas y naturales de la franja de Gaza omitiendo el derecho internacional y la vulneracion de derechos hacia la población palestina.

Tal vez no lo hemos dejado suficientemente claro y es por lo que me repetiré una vez mas. No somos heroes ni pretendemos serlo, no tenemos nada que ocultar pero si ustedes, los que dicen representar a la sociedad civil, los que se autoproclaman unos a otros como altos cargos de no se cuantas ineficaces instituciones que atienden a intereses políticos que nada tienen que ver con la humanidad, no actúan para impedir asesinatos, hambrunas, genocidios y la violencia de una ocupación insostenible, ¿Que autoridad moral tienen ustedes de decirnos a las personas corrientes que seamos impasibles y que nos aliemos con ustedes siendo con ellos complices de terribles crimenes que nos quitan el sueño?

Señores dirigentes, ustedes no nos representan con decisiones contrarias al sentido común y la ética; ni a nosotros los solidarios ni a las víctimas, esas a las que ustedes han abandonado y dejado a su suerte, esas frente a las que ustedes se han posicionado dando la mano al gobierno israelí y asumiendo sus tesis injustificables. Por si no lo saben, ustedes se han aliado frente a la población de Gaza con un gobierno, que según su portavoz en la Embajada de Israel en España, dice que” en Gaza no hay crisis humanitaria. En la franja de Gaza se vive mejor que en cualquier país de Africa e incluso que en Turquía…” contradiciendo insultantemente informes de todas las organizaciones que tratan el tema.

Cuesta trabajo no mirar hacia atras y que nuestros ojos se humedezcan recordando a nuestros nueve compañeros asesinados por pretender una vida mejor a una población al borde del colapso, en la que el 80% depende de la ayuda humanitaria y el 46% de las personas en edad de trabajar esta desempleada. Cuesta trabajo entender que tipo de mundo, ustedes lideres mundiales, estan creando al margen de las sociedades civiles; a nuestras espaldas. La deshumanidad a la que nos estan llevando es contraria a la vida, al ser humano, al sentido común, a cualquier lógica basada en la sostenibilidad de la especie. Señores, ustedes han perdido el norte si es que alguna vez tuvieron uno. Cada una de nuestras víctimas, despierta a miles de conciencias durmientes como así ha demostrado nuestra campaña Rumbo a Gaza, en la que la mayoria de sus activistas son personas corrientes que han dicho basta y hoy en día caminan con nosotros.

Sabemos que nos han vuelto a dejar solos como hicieron el año pasado y tambien sabemos que haga Israel lo que haga, ustedes seguirán riendole las gracias. Me atrevo incluso a hacer una cronologia de los sucesos que la semana próxima ocurrirán en el Mediterráneo si ustedes no lo evitan enviando un claro mensaje a Israel de que no gozará de impunidad antes de que zarpemos;

– Israel aborda los barcos con comandos, por supuesto disparando fuego real para despejar las zonas que los activistas ocupemos con el objetivo de impedir de manera pacifica un abordaje ilegal.

– Se producen los primeros muertos y heridos. Las cubiertas de los barcos se llenan de sangre mientras los pasajeros en un arrebato de humanidad intentan salvar la vida y taponar las heridas de sus compañeros.

– Los activistas, con los portavoces al frente y arriesgando sus vidas se dirigen a los soldados indicandoles que estan desarmados, que no disparen, que hay heridos que necesitan ayuda urgente. Posiblemente, esos portavoces serán golpeados y por el hecho de dirigirse a los soldados, castigados y apartados del grupo una vez reducido el pasaje del barco.

– Tras estos dramáticos sucesos, los barcos, su pasaje y la carga con toneladas de ayuda humanitaria, serán dirigidas a Asdot y todos los materiales, tanto del pasaje como de la ayuda, serán saqueados.

– Ustedes, los líderes de las democracias avanzadas, apareceran en las televiones de todo el mundo condenando “los hechos” con palabras mas o menos contundentes. Ninguno de ustedes cortará relaciones con el gobierno de un país que ha asesinado a sus nacionales, ni expulsará al embajador israelí de sus paises, ni tan siquiera liderará una corriente de opinión sobre la conveniencia o no de mantener acuerdos de inteligencia, comerciales o políticos con un estado que ha asesinado a los ciudadanos de los paises que ustedes representan.

La principal diferencia de la misión de este año a la del año pasado es que la proporción de pasajeros de origen árabe o de paises mayoritariamente musulmanes es inferior al 1%. Lo que quiere decir que posiblemente los asesinados esta vez no sean turcos, ni palestinos, ni yemenies, ni argelinos. El 99% de las posibilidades de ser asesinados en un abordaje las tenemos nosotros, los blanquitos de tez, los no religiosos, en muchos de los casos las bases de los partidos que les llevan a ustedes a gobernar. Esta vez tendrán que explicar a la sociedad el por qué de tanta brutalidad gratuita y el por qué no hicieron nada para evitarla. Esta vez no hay “cocos” que permitan justificar lo injustificable. No habrá pasajeros de Al Qaeda (el año pasado tampoco los hubo), ni militares dispuestos a entrenar a las milicias de Hamas (como no los hubo el año pasado), ni armas a bordo (como tampoco las hubo el año pasado. Aún tienen tiempo de certificar nuestra carga como les hemos pedido de manera reiterada).

Nosotros hacemos lo que sentimos que tenemos que hacer para aliviar el sufrimiento a una población que ya no aguanta mas y ustedes no nos pueden pedir que seamos indiferentes al sufrimiento ajeno; no nos pueden pedir que no sintamos y que dejemos de ser humanos, es contrario a nuestra filosofia de seguir siendo humanos,”Stay Human”, ¿les suena?.

Ustedes, si no hacen lo que deben, tendrán que dar muchas explicaciones aunque en mi humilde opinión, deberian de retirarse de la representación pública y dejar paso a personas que sepan conjugar ética, valores, dignidad y diplomacia.

De momento, fruto del mundo que estan construyendo a nuestras espaldas, tienen las plazas llenas de gente indignada y en breve, tendrán el Mediterráneo lleno de barcos con personas de gran valía diciendoles que ya esta bien de impunidad, de mirar hacia otro lado y de ser, con su no acción, complices de asesinatos.

 

Manuel Tapial, activista que participará en la nueva Flotilla de la Libertad – Stay Human.