Primer aniversario Gran Marcha del Retorno – Comunicado de Rumbo a Gaza

El sábado 30 de marzo se cumple un año de movilizaciones en Gaza, la Gran Marcha del Retorno, manifestaciones pacíficas de la población civil desarmada ante la valla que encierra y bloquea la Franja desde hace doce años.

La Marcha del Retorno reclama el derecho de los refugiados a volver a sus casas. Es un derecho reconocido por las leyes y la comunidad internacional. Lo contrario sería aceptar el derecho a la conquista, al más fuerte, a la impunidad del que comete deportaciones y limpiezas étnicas. A la barbarie.

De ahí la constancia de las reivindicaciones palestinas. Durante la primera jornada de la Gran Marcha del Retorno, el 30 de marzo de 2018, francotiradores de élite de las Fuerzas de Ocupación israelíes asesinaron a 16 palestinos, en su mayoría jóvenes, hiriendo a cerca de 2000 personas. El siguiente viernes 6 de abril Israel cometió una masacre: 60 personas fueron asesinadas y 2400 heridas, en su mayoría por bala. Un año después de su comienzo la cifra de asesinados supera las 300 personas, entre las que se encuentran niños, periodistas, personal médico y sanitario, discapacitados; las cifra de heridos se acerca a los 30000; dejando más de un centenar de amputados de una o ambas piernas. 

53 viernes después la población de Gaza sigue manifestándose exigiendo se cumpla la legalidad internacional y las resoluciones de Naciones Unidas, exigiendo su derecho de retorno a sus tierras y hogares, de donde fue expulsada en 1948. Cerca del 70% de la población palestina de Gaza es refugiada del 48 y sus descendientes.

En este mes de marzo, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha aprobado un informe de una comisión de investigación que afirma que los ataques del Ejército israelí a las manifestaciones en Gaza podrían constituir crímenes de guerra o contra la humanidad. El informe apunta además que «no existe justificación para estos crímenes ya que no suponían ninguna amenaza para las personas a su alrededor”.

Rumbo a Gaza se ha sumado a quienes como el Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR) piden a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos que presente este informe a la Corte Penal Internacional, reiterando su llamamiento al Fiscal de la CPI para que abra una investigación oficial de dichos crímenes, y enjuicie a los responsables israelíes, sean políticos o militares.

Cada año el 30 de marzo se reivindica el Día de la Tierra palestina. Ese mismo día del año 1976, seis palestinos con ciudadanía israelí fueron asesinados por el Ejército sionista cuando protestaban por la expropiación y expulsión de sus tierras; practica habitual de la política sionista caracterizada por la limpieza étnica, expropiación, saqueo de recursos, discriminación a la población palestina; ya sea ésta refugiada, colonizada, habite en Jerusalén, en Nazareth o en cualquier parte de Palestina.

Este informe se suma a otros muchos publicados en las últimas décadas por Naciones Unidas alertando de las continuas vulneraciones de los derechos humanos en Palestina y a las más de quinientas resoluciones que Israel incumple sistemáticamente. Por todo ello, Rumbo a Gaza reclama coherencia a nuestro gobierno, a la UE, a la comunidad internacional y defiendan el derecho internacional y ponga en práctica las medidas necesarias para la consecución de libertad del pueblo palestino. 

Rumbo a Gaza respalda el llamamiento de la Comisión Nacional Suprema para la Gran Marcha del Retorno y el Final del Bloqueo “a los movimientos de solidaridad, a las organizaciones de la sociedad civil, a todos los pueblos libres del mundo y a quienes creen en los derechos humanos para que declaren el sábado 30 de marzo, el cuadragésimo tercer aniversario del Día de la Tierra, el primer aniversario del inicio de las marchas de retorno, un día universal de solidaridad con las demandas de nuestro pueblo para romper el bloqueo, por el derecho al retorno y la libertad».