Fin a la impunidad en Palestina. Llamamiento a una investigación y enjuiciamiento por el Tribunal Penal Internacional

En enero de 2009, a raíz de la “Operación Plomo Fundido” en el marco de la ofensiva israelí 2008- 2009, la Autoridad Nacional Palestina presentó una declaración aceptando el ejercicio de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional, de conformidad con el artículo 12(3) del Estatuto de Roma. En abril de 2012, el entonces Fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo, rechazó esta petición, declarando que no era competente para decidir si Palestina es un Estado de forma que pueda aceptar la jurisdicción de la CPI. Esta decisión del fiscal de la CPI tuvo el efecto de privar al pueblo de Palestina el acceso a la justicia a nivel internacional por violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, cometidas contra ellos por parte de Israel. De este modo, el Fiscal no sólo se excedió en su mandato, mediante el ejercicio judicial en lugar de perseguir el poder, tampoco tuvo en cuenta el artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que establece que “[…] no se hará distinción alguna en función de la condición política, jurídica o internacional del país o territorio al que pertenece una persona, ya sea independiente, fiduciaria, no autónomo o bajo cualquier otra limitación de soberanía”.

El único recurso judicial disponible para los palestinos en la actualidad es presentar una denuncia ante el Fiscal Militar General israelí (procedimiento penal) y el oficial de compensación del Ministerio de Defensa de Israel (un procedimiento civil o extracontractual). Los esfuerzos previos para buscar justicia en el sistema judicial israelí han sido ineficaces, al no conducir a una justícia real. Hemos trabajado durante muchos años en el sistema judicial israelí, tratando de lograr la justicia y la rendición de cuentas por las víctimas palestinas, lo que la experiencia ha demostrado inequívocamente que el sistema es incapaz de garantizar un recurso efectivo para las víctimas palestinas. Esta conclusión fue confirmada por el Comité de Expertos de la ONU después de la llamada “Operación Plomo Fundido” de 2008-2009. El Comité declaró: “la investigación oficial debe llevarse a cabo por un organismo verdaderamente independiente, dado el evidente conflicto inherente en las fuerzas armadas examinen su propio papel en el diseño y ejecución de la “Operación Plomo Fundido”.

A falta de un órgano independiente que esté facultado para investigar la presunta comisión de los delitos contra el pueblo de Palestina y detener a los autores responsables, las fuerzas israelíes continúan actuando con impunidad y desprecio a numerosos principios internacionales de derechos humanos y del derecho humanitario. Es esta cultura de impunidad la que ha permitido a Israel para llevar a cabo una nueva ofensiva contra la Franja de Gaza en noviembre de 2012. Durante la “Operación Pilar de Defensa”, ha havido ataques indiscriminados y desproporcionados que han dado como a resultado la muerte de 100 civiles palestinos, y la lesión de otros 1261 mas.

Ahora que Palestina ha sido oficialmente reconocida como Estado por la Asamblea General de la ONU, nosotros, los abajo firmantes, reiteramos nuestro llamado a la justicia y a la rendición de cuentas, y hacemos un llamado a:

  1. El Estado de Palestina a que firme y ratifique el Estatuto de Roma sin dilaciones indebidas, y que presente una declaración con el Registrador de la Corte en virtud de los artículos 11(2) y 12(3) del Estatuto, aceptando el ejercicio de la jurisdicción por el Tribunal desde la fecha de entrada en vigor del Estatuto, 1 de julio de 2002;
  2. El Fiscal de la Corte Penal Internacional, tras la adhesión de Palestina en el Estatuto de Roma, para iniciar una investigación de oficio en presuntos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad que se cometen en Palestina, en violación del Estatuto, y de solicitar una autorización a la Sala de Cuestiones Preliminares para iniciar una investigación, de conformidad con el artículo 15 del Estatuto;
  3. El Fiscal de la Corte Penal Internacional para reabrir el examen preliminar, y que tenga en cuenta los elementos propios con el fin de abrir finalmente una investigación sobre la situación en Palestina, llevando el asunto ante la Sala de Cuestiones Preliminares para una determinación judicial de la materia.

Firman:

Red Palestina de Organizaciones No Gubernamentales (PNGO)
Al Mezan
Al Dameer
Centro Palestino por los Derechos Humanos (PCHR)