Los promotores de Rumbo a Gaza recogen un reconocimiento al trabajo hecho

Un centenar de personas se reunieron ayer cerca de Madrid para reconocer el trabajo a favor de Palestina hecho por la campaña Rumbo a Gaza y para agradecer el gran esfuerzo hecho por sus promotores. El acto, que empezó con una cena, tuvo su punto mas emotivo en la entrega de la escultura que reconocía el esfuerzo puesto en la campaña Rumbo a Gaza. La escultura consiste en unos puños que salen de la base que quieren expresar los centenares de asesinatos enterrados debajo la tierra Palestina, en Jenin.

Marwan El Burini, presidente de la Asociación Hispano-Palestina Jerusalén, fué el encargado de empezar con los parlamentos recordando que “esta iniciativa no hubiese sido necesaria si la situación en Gaza fuera una situación de normalidad, pero al estar bajo el férreo e inhumano bloqueo por mar, tierra y aire ,ha llevado a movilizarse a miles de personas”. El Burini quiso hacer un reconocimiento especial “al capitán en Tierra, Manolo Espinar, que con su voluntad de hierro, su determinación y su buen hacer, supo capitanear a tan complicada hazaña, con  personas de ideologías distintas, regiones distintas y a veces intereses distintos, pero allí estaba el Capitan, acercando posturas y imponiendo orden”. No se olvidó del compañero Amjad, “el informático, que les ayudaba en su página web y las listas de correo. Aquí me gustaría rendirle un afectuoso homenaje y siempre su memoria estará con nosotros”.

Acto seguido el embajador de Palestina en el Estado español, Musa Amer Odeh, realizó su intervención. Mostró esperanzas en el acuerdo entre Al Fatah y Hamás comentando que “esperamos que con la reconciliación entre Mahmud Abbas y Jaled Meshal, empezemos una nueva fase de unificación en nuestro país”. Haciendo referencia a los internacionales y, en concreto, a las personas que han hecho posible la campaña Rumbo a Gaza en el Estado español destacó que “se merecen todo el reconocimiento del mundo porqué, con su trabajo y ayuda, hemos podido afrontar la ocupación en Palestina”. Terminó su intervención puntualizando que “continuaremos nuestra batalla en Naciones Unidas hasta que Palestina sea reconocida como país. La aceptación de Palestina en la UNESCO es el primer paso en la política para obtener nuestros derechos, a pesar de las amenazas de Israel y Estados Unidos”.

Manolo Espinar quiso recordar que la participación de Manuel Tapial y Laura Arau en la Primera Flotilla de la Libertad no fue casualidad. “Manu y Laura estubieron en la Marcha por la Libertad de Gaza, que se hizo en Egipto, donde conocieron los compañeros de IHH y fueron invitados a participar en el Mavi Marmara”, comentó Espinar. También quizo contar como nació la campaña. “Todo empezó en Barcelona cuando Laura dijo volveremos a Gaza. Eso provocó un encuentro en Madrid con siete personas que formaban parte de la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría. Allí, a Manu se le acudió la locura de 2 barcos, 200 personas y 2000 toneladas de ayuda humanitaria y nos arrastró a trabajar en esta idea. Empezamos con el manifiesto de intenciones donde se definia la campaña de sociedad civil a sociedad civil y desde aquí se armó la campaña contando con la colaboración de muchísima gente”.

La placa de la escultura reconoce a la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría como a promotora de la campaña Rumbo a Gaza. Por eso Manolo Espinar quiso hacer una reflexión: “En aquel momento, hacer algo importante por Palestina significaba sumar a muchísima gente. Así que lo importante era no ir con las siglas de ninguna organización por delante. Por ese motivo nuestra pequeña Asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría decidió poner la legalidad y energía en el inicio de la campaña sin aparecer en nada. El objetivo era sumar esfuerzos”. Y se consiguió.

La activista Laura Arau, participante en la Primera Flotilla de la Libertad y impulsora de la iniciativa Rumbo a Gaza, muy emotiva en ese momento, hizo entrega de un pequeño Mavi Marmara a la Asociación Hispano-Palestina Jerusalén y dedicó el premio a “todos los compañeros que fueron asesinados en el Mavi Marmara y a los y las palestinas que lucharon y perdieron la vida por su libertad y la de su tierra”. Comentó que “ojalá no hubiese sido necesaria la campaña Rumbo a Gaza pero desgraciadamente, el asesinato de palestinos e internacionales que defienden los derechos humanos de los palestinos, lo hizo necesario”. El público dedicó un aplauso a la idea que Arau expresó sobre la carga que tenía que ir en la Flotilla de la Libertad, “como Rumbo a Gaza no reconoce el derecho a Israel a decidir que entra en Palestina y, por lo tanto, no acepta las vías propuestas por Israel de entrada de material en Gaza, la asamblea estatal de Rumbo a Gaza decidió donar la ayuda humanitaria a los campos de refugiados palestinos del Líbano; que ahora mismo son los grandes olvidados y creemos que también necesitan de esta ayuda”, comentó.

Arau hizo la reflexión de que “el ataque al Mavi Marmara fue un impulso para conseguir la unión de internacionales de distintos países a trabajar en conjunto para acciones internacionales. Hace una semana acaba de entrar en Gaza un convoy europeo, está prevista una Marcha a Jerusalén para reivindicar Jerusalén como a capital de Palestina, también la Flytilla volverá a reunir a internacionales de distintas partes del mundo para entrar a Palestina por Tel Aviv… Muchísimas iniciativas internacionales que sirven para volver a poner de manifiesto la ocupación de Palestina. La coalición de la Flotilla de la Libertad está repensando la estrategia para nuevas flotillas. Así que, continuamos en la lucha a favor de la libertad del pueblo palestino”.

La celebración terminó con música de laúd y con la lectura de poesía por parte del poeta palestino Mahmoud Sobh.

Intervención de Marwan El Burini, presidente de la Asociación Hispano-Palestina Jerusalén:

Estimados amigos,

Nos encontramos aquí hoy para mostrar nuestro agradecimiento y consideración a los promotores de la iniciativa de la sociedad civil española, llamada Rumbo a Gaza. Esta iniciativa no hubiese sido necesaria si la situación en Gaza fuera una situación de normalidad, pero al estar bajo el férreo e inhumano bloqueo por mar, tierra y aire ,ha llevado a movilizarse a miles de personas.  El castigo colectivo que sufren los habitantes de Gaza y la permanente situación de inquietud y de miedo que padecen el millón y medio de palestinos que viven allí, ha movido la conciencia de muchas personas a lo largo y ancho de la tierra para llamar la atención y denunciar esta situación, e intentar hacer llegar a esta gente bloqueada algo de ayuda humanitaria y hacerle sentir que no están solos y que mucha gente en todo el mundo denuncia esta situación y la critica.

Todos sabemos que el nuestro no es un conflicto humanitario, es un conflicto  colonial y político, donde la quinta potencia militar del mundo apoyada por la primera potencia militar, intenta humillar y poner de rodillas a un pueblo, pero nunca podrán hacerlo. Nos pueden bloquear, bombardear, matar, pero nuestra voluntad y determinación son ilimitadas para crear un estado libre, independiente y soberano, sin la presencia de ningún soldado.

Hoy nos encontramos aquí para entregar el Premio Jerusalén,en su sexta edición,  pero esta vez, no se lo entregamos a una persona física sino a un grupo de amigos, activistas y amantes de la paz y de la justicia. Sabemos el sacrificio que han hecho por llevar a cabo esta iniciativa, el caro precio que han pagado por estar a bordo de esta acción, han sacrificado mucho tiempo, sus vacaciones y fines de semana, mucho dinero, algunos han sido detenidos y tratados como delincuentes sólo por llevar a cabo esta iniciativa.

Han conseguido éxitos mediáticos que nosotros no podríamos conseguir nunca, no hay ciudad o pueblo en toda la geografía donde no hubo algún acto por Palestina, han entrado en miles de colegios, institutos y universidades rompiendo el silencio y denunciando la situación existente. La música, la poesía , las canciones, el deporte, han llegado a perfiles y personas que se iban identificando poco a poco con la situación. En los conciertos de Sevilla y de Rivas, donde miles de jóvenes coreaban el nombre de Palestina, fue algo que nunca olvidaremos.

Lamentablemente, ésta ayuda no pudo ser entregada a sus destinatarios, la mano oculta del sionismo y sus cómplices en Europa, impidieron la ejecución de la flotilla, pero no saben que nuestro primer objetivo era romper el silencio y poner a la cuestión palestina en todos los foros, y así fue. En este objetivo, Manuel Espinar , Manuel Tapial, Laura Arau, Asun, María, Alvaro, Estela, Juanma, las italianas, los payasos, los musicos , los de prensa  y una larga lista de personas con mucho corazón, algunos anónimos,  hicieron posible este objetivo. Y con sus charlas, actos y ruedas de prensa llegaron muy lejos.

Entre los premiados, nos gustaría mencionar especialmente al capitán en Tierra, Manolo, que con su voluntad de hierro, su determinación y su buen hacer , supo capitanear a tan complicada hazaña, con  personas de ideologías distintas, regiones distintas y a veces intereses distintos, pero allí estaba el Capitan, acercando posturas y imponiendo orden.

En el camino perdimos a un amigo, Amjad, el informático, que les ayudaba en su página web y las listas de correo. Aquí me gustaría rendirle un afectuoso homenaje y siempre su memoria estará con nosotros. También, como no?? rendirle un homenaje a los nueve activistas turcos que no conocemos pero a los que debemos mucho, han pagado con sus vidas el precio de ayudar a una gente que no conocían, la justicia debe ser aplicada sobre los causantes de su muerte, y muchas más  masacres cometidas contra nuestro pueblo.

Una vez mas, muchas gracias de corazón, y nunca olvidaremos  lo hecho por vosotros.