Comunicado tras el violento asalto a la Flotilla de la Libertad

Lunes 30 de julio de 2018 15:00 CEST.

Dos activistas han sido liberados, pero la mayoría de los participantes siguen aún en prisión: Grave preocupación por su seguridad y el cargamento.

Dos personas de Al Awda (El Retorno) han sido liberadas, pero la mayoría de la tripulación y los participantes siguen detenidos ilegalmente en la prisión de Givon en Israel. Estamos muy preocupados por su seguridad y bienestar ya que no tenemos ningún contacto desde las 14:00h de hoy.

Continuamos exigiendo que nuestro barco y los suministros médicos a bordo se entreguen a sus destinatarios legítimos, la población civil palestina en Gaza.

Aunque las Fuerzas de Ocupación israelíes (IOF) afirman que la captura de nuestro barco ocurrió “sin incidentes excepcionales”, la testigo ocular Zohar Chamberlain Regev informa que en el momento del abordaje: “Las personas a bordo fueron atacadas con una pistolas “taser” y golpeadas por soldados IOF enmascarados. No pudimos recoger nuestros pasaportes ni pertenencias”. Las informaciones sobre una interceptación pacífica son falsas. Necesitamos urgentemente saber los detalles de quiénes han resultado heridos, su gravedad y qué tratamiento están recibiendo. Un ataque militar contra un buque civil es un acto violento y una violación del derecho internacional. Tomar a 22 personas de aguas internacionales a un país que no es su destino constituye un acto de secuestro, que también es ilegal según la Convención Internacional del Derecho del Mar.

Desde el momento en que perdimos el contacto alrededor de las 13:15 hora local del domingo, sabemos que el IOF bloqueó todas las señales de comunicación, incluidos los teléfonos satelitales. Estamos muy preocupados por esta violación del derecho de los periodistas a informar libremente y seguimos estando muy preocupados por su capacidad de mantener su equipo profesional y material grabado. Como el periodista australiano Chris Graham declaró recientemente: “Suceden cosas malas cuando las personas buenas permanecen en silencio, como bien lo refleja la historia”. Pero estos hechos terribles suceden cuando a los periodistas se les impide informar de las acciones de un Estado”.

Dos de nuestros participantes, ciudadanos israelíes, han sido acusados ​​de intentar entrar en Gaza y de conspirar para cometer un delito, han sido liberados bajo fianza la pasada noche. Una de ellos, la líder del barco Zohar Chamberlain Regev, informa haber visto sangre en la cubierta del Al Awda cuando los últimos cuatro participantes fueron sacados del barco.

En comparación con la violencia rutinaria dirigida a los civiles palestinos, incluidos los pescadores de Gaza, y la captura violenta de barcos de pesca palestinos, la captura y el secuestro de ayer pueden no ser el más grave de los crímenes israelíes. Lo que estos actos de violencia tienen en común es que no hay responsabilidad exigida por otros gobiernos e Israel continúa disfrutando de total impunidad.

Exigimos que las autoridades israelíes liberen de inmediato nuestro barco para que podamos entregar los suministros médicos tan necesarios y el propio barco de pesca, Al Awda, a los destinatarios legítimos en Gaza. Los detalles sobre la carga exacta están disponibles bajo petición.

La captura de Israel del barco principal en esta flotilla con destino a Gaza fue obviamente un acto predecible, pero eso no lo hace menos hostil ni menos ilegal. Nuestro segundo barco, Freedom, seguirá a Al Awda dentro de un día o dos, y la Flotilla de la Libertad continuará hasta que el bloqueo termine y los palestinos de Gaza recuperen su plena libertad de movimiento.