La violencia del ataque israelí contra Al Awda se confirma – Huelga de hambre – Está llegando del Freedom

#DemandPressFreedom #DemandaLibertadPrensa: Israel viola los derechos de los periodistas

Como la mayoría de los participantes y tripulantes de AlAwda (The Return) están siendo deportados tras su detención ilegal en la prisión de Givon en Israel, ahora tenemos una idea más clara del nivel de violencia utilizado por las Fuerzas de Ocupación israelíes (IOF) en su ataque contra el primer barco de la Flotilla de la Libertad, el pasado domingo. Algunos participantes fueron golpeados repetidamente, incluso en la cabeza. Otros recibieron puñetazos o soldados IOF golpearon su cabeza contra la pared. Las bridas utilizadas como esposas fueron apretadas de tal forma que cortaban la circulación. Que algo así suceda a cualquier civil es un ultraje. Que el ejército israelí hiriera deliberadamente a una frágil cirujana, de 69 años, de constitución muy delgada y un anciano indígena es aún más escandaloso.

La versión oficial de las IOF de una “llegada sin incidentes” es claramente falsa y enmascara una reacción absolutamente desproporcionada: no hubo necesidad de desplegar 12 buques militares con cientos de soldados armados contra un antiguo barco de pesca desarmado lleno de participantes pacíficos comprometidos con la no violencia. Al menos dos de nuestros participantes detenidos ilegalmente iniciaron huelgas de hambre en la prisión para protestar por la forma en que fueron secuestrados en el mar y las condiciones insalubres bajo las cuales están detenidos. Sin reacción internacional.

“Existe una notable similitud entre la captura del Arctic Sunrise por las fuerzas rusas en 2013″, observa Phil Ball, activista británico y escalador que estaba a bordo del buque de Greenpeace en 2013 y posteriormente fue encarcelado en Rusia durante dos meses. “Pero en nuestro caso las protestas internacionales consiguieron que se hiciera algo de justicia. Aquí tenemos otro barco civil desarmado, esta vez llevando suministros médicos, que fue abordado violentamente en aguas internacionales, y la comunidad mundial no está manteniendo el mismo nivel de responsabilidad”. 

De particular preocupación es el destino de los dos periodistas de Al Jazeera que estaban en el barco, quienes continúan detenidos ilegalmente en la prisión de Givon en Israel. Sus equipos profesionales, documentos, bienes personales y dinero han sido robados mientras estaban en poder de las fuerzas israelíes. La libertad de prensa está siendo atacadas por las autoridades israelíes y requieren nuestro apoyo internacional, por lo que todos debemos #DemandarLibertadPrensa #DemandPressFreedom.

Dado que el próximo barco de la Flotilla, el velero de bandera sueca Freedom, tiene previsto llegar a Gaza pronto con más cajas de suministros médicos de urgente necesidad (incluido #Gauze4Gaza), es aún más importante afirmar el derecho internacionalmente reconocido al paso inofensivo en el alta mar. Llamamos a todos los gobiernos nacionales y organizaciones internacionales a exigir que las fuerzas israelíes respeten la integridad personal de todas las personas a bordo del velero #Freedom y nosotros demandamos libertad de prensa para los periodistas a bordo, sus equipos y sus reportajes.