Solidaridad con la flota pesquera de Gaza desde el amenazado río Yeltes

La Plataforma ciudadana Stop Uranio y grupos ecologistas llevan años denunciando que el río Yeltes y su entorno, en la provincia de Salamanca, están amenazados por la explotación de una mina de uranio a cielo abierto. La empresa minera australiana Berkeley pretende usar las aguas del río, desviando su curso para ello, talar cientos de encinas milenarias para la construcción de una planta de fabricar concentrados de uranio (para ser usados en centrales nucleares); afectando gravemente con todo ello al medio y las especies que lo habitan.

Entre los peces en peligro que habitan este río se encuentran la boga del Duero, la colmilleja y la a sarda salmantina, este último es un pequeño y raro pez que solo nada en las aguas de este río y cuya población ha descendido en un 67% en lo que va de siglo.

Existen serios riesgos de que la ganadería se contamine con una radioactividad excesiva y que los productos cárnicos derivados no puedan superar los controles sanitarios pertinentes. El turismo que en esta zona es una fuente de ingresos que quedará condicionada por la actividad minera. La actividad minera también tiene un efecto negativo sobre los Baños de Retortillo, balneario a orillas del río Yelmes. Y por supuesto “la salud de los habitantes de la comarca puede verse dañada por los efectos del gas radón y polvo radiactivo que genera la explotación de una mina a cielo abierto”, denuncia la Plataforma.

Hay que apuntar los márgenes del río fueron declarados zonas especiales de conservación y de especial protección para las aves (ZEC y ZEPA), y están sometidas a la especial regulación  de gestión y conservación de la Red Natura 2000 en la Comunidad de Castilla y León.

El Estado de Israel impone un bloqueo sobre la población de Gaza impidiendo además actividades como la pesca y la agricultura, disparando casi a diario contra las personas que llevan acabo estas actividades; “en nuestra comarca, sí se abre la mina de uranio, acabaría con la vida del río, la naturaleza y la forma de vida tradicional de la población alrededor que es la ganadería”, denuncian amigos de río Yeltes. Por ello respaldan la campaña “Solidaridad con la flota pesquera de Gaza” y han hecho navegar una pequeña flotilla en aguas del Yeltes.

Una “flotilla” navega por el río Yelmes en solidaridad con los pescadores de Gaza.